¿El tiempo de los de abajo?

noviembre 25, 2008

tigre2En el fútbol pocas veces se ven pequeños milagros. De hecho, hace rato no hay situaciones increíbles que dejen a uno perplejo durante, mínimo, una semana. Pienso en Estudiantes de La Plata remontando un 0-3 contra Sporting Cristal, en el Villarreal alcanzando una semifinal de Champions, en el Galatasaray saliendo campeón de la UEFA… Pero parece que la mano está cambiando.

 

El primer golpe lo dio el Zenit, hace muy poco tiempo, al derrotar en la final de la copa UEFA al Rangers escocés. Un equipo de “cosacos” que había eliminado en la fase anterior al Bayern Munich empezó a dar que hablar. Más aún, teniendo en cuenta que su historial era nulo y que su entrenador era el poco afortunado Dick Advocaat (un deté que poco pudo hacer durante su paso por la naranja holandesa). Hoy, el Zenit se queda afuera de la segunda fase de la Champions por casi nada, contra rivales que, en teoría, eran los favoritos.

 

Pero la leyenda de los “outsiders” no se queda ahí. Veamos la tabla de la Bundesliga: el puntero es el TSG Hoffenheim. ¿Qué? Sí señores, ni el Bayern, ni el Leverkusen, ni el Bremen, ni el Dortmund. Ninguno de ellos. La historia ahora la empieza a escribir un equipo que había sido fundado en 1945 y que a principios de los ´90 estaba en la séptima división alemana. Para sintetizar, en el 2006 asciende a segunda y en la 2006-2007 queda segundo, logrando así la clasificación a la primera división teutona. Increíble, pero real.

 

Lo mismo sucede en Argentina con Tigre: ascensos meteóricos sin previa escala y un presente más que promisorio. Tigre fue un equipo de vaivenes durante los ´90, subiendo a segunda, bajando a tercera y volviendo luego de un largo proceso de reestructuración a nivel institucional. Es ahí cuando, de la mano del siempre curioso Caruso Lombardi, gana con total autoridad los torneos apertura y clausura de la Primera B Metropolitana y asciende a segunda división. Allí las cosas no son tan sencillas y luego de que Caruso dejara la entidad, el héroe fue Diego Cagna. El ex volante de Boca Juniors y Villarreal de España logró llevar al equipo a una definición contra Nueva Chicago por un espacio en la primer categoría del fútbol argentino. En la cancha los jugadores hicieron lo suyo y el “Matador” de Victoria se quedó con su lugar, al lado de los grandes de la divisional. Y como sucede con el TSG Hoffenheim, Tigre sigue dando que hablar, luchando hasta último momento por la conquista del Torneo Apertura 2008.

 

Casos hay varios, acá nos quedamos cortos para no seguir explicando este nuevo fenómeno. Quedan en el tintero el Udinese -que prolonga un buen pasar que comenzó a mediados de los años noventa y arrancó el Calcio como puntero y recién ahora comenzó a decaer en juego- el Getafe en España, el San Martín de Porres en Perú o el Rocha en Uruguay.

 

Sólo algunos ejemplos de que, como bien dice Nike, nada es imposible.