Nuevas expectativas

febrero 5, 2009

boca2Abrimos este nuevo año en Offside Caprichoso con un breve informe de lo que nos ocupará, aquí en la Argentina, a lo largo de los próximos 3 o 4 meses. Estamos hablando del Torneo Clausura 2009 que se empezará a jugar a partir de mañana, con el partido Tigre – San Lorenzo.

Este nuevo campeonato parece, a simple vista, un torneo parejo en lo que respecta a la tabla “de abajo”. En cuanto a los primeros puestos, la historia es bien diferente. El campeón, Boca Juniors, no se desarmó demasiado y con el “refuerzo” de Martín Palermo parece que no tendrá mayores dificultades para repetir el título del año pasado. También se producirá el regreso de Roberto Abbondanzieri tras su paso por el Getafe español.

 

Sin embargo, desde la otra orilla se muestran optimistas. River Plate ha comenzando este año con más dudas que certezas –dos clásicos veraniegos perdidos y toda la bronca contra el plantel, en especial contra Oscar Ahumada y Augusto Fernández-. A pesar de todo esto, en la última semana las noticias fueron más que buenas: se están cerrando las incorporaciones de Marcelo Gallardo, Cristian Fabbiani y el hijo mimado de la casa, Ariel Arnaldo Ortega -que por sus continuas borracheras fue cedido a préstamo a Independiente Rivadavia-. Hoy el técnico es otro, Néstor Gorosito y se apuesta a jugar friccionado y con ratos de buen fútbol. ¿Podrán los de la banda limpiar la imagen del último torneo?

 

Más lejos parecen quedar Vélez, San Lorenzo, Racing e Independiente, en este orden. Los del fortín (que hoy en día son rebautizados como “el equipo de los floggers”, chiste gastado por estas tierras) han revolucionado el mercado contratando dos jugadores importantes como Sebastián Domínguez –ex Newell´s, Estudiantes de La Plata y América de México-, Maximiliano Moralez –ex Racing-. Estuvieron cerca de Cristian Fabbiani, pero al final el mismo delantero fue el que dijo no querer firmar con el club de la V azulada.

 

San Lorenzo se hizo con los servicios de una debilidad personal, Jonathan Santana. El ex Wolfsburgo viene a préstamo, pero no llega solo; el club de los cuervos ha incorporado también a Alejandro “Papu” Gómez -ex Arsenal- y pudo pagar la cesión de un ex campeón, Jonathan Botinelli, que actualmente jugaba en la Sampdoria. Con esto y lo que hay en el equipo, serán un duro escollo para los Xeneizes y Millonarios.

 

Por último quedan los dos equipos grandes de Avellaneda. Racing estrena presidente después de varios gerenciamientos y mantiene la base, a pesar del cimbronazo que significó perder a Moralez. Se incorporaron Falcón (ex Colón de Santa Fé) y Vigneri (delantero uruguayo de trayectoria en México). Hoy en día esperan por el fichaje de Lucas Castromán (colgado en Boca) y José Vizcarra (delantero de Rosario Central).

 

Independiente no se ha movido demasiado en el mercado y quizás esto lo afecte a lo largo del torneo. Llegó Eduardo Tuzzio -proveniente de River- y vuelve al club José Moreno, que podría tener una segunda chance tras su paupérrima primer estadía en el Rojo. Y si bien ya no están Herrón y Grisales, el equipo mantiene sus esperanzas a partir de lo que pueda producir el “Rolfi” Daniel Montenegro.

 

Luego llega el lote de equipos de mitad de tabla. Estudiantes de La Plata estaría a punto de perder a Angeleri -se iría a la Lazio de Mauro Zárate y Juan Pablo Carrizo-, pero ya contrató a Germán Ré (ex Newell´s) y podrían llegar Matías Giménez (Tigre), Sánchez Prette (Cluj de Rumania) y Vangioni (Newell´s).

 

Arsenal sorprendió a último momento con las llegadas de Uglessich (Vélez) y Poggi (Ajaccio de Francia) para contrarrestar la partida de Alejandro Gómez. Argentinos Juniors, Banfield y Colón siguen siendo tres incógnitas. En los primeros debuta Claudio Vivas como DT, en Banfield aparece Santiago Silva (ex Velez) en la delantera y en Colón las cosas se mantienen igual (sólo llegaron Alexis Ferrero, del Botafogo, Omar Merlo de River Plate y Daley Mena, de Danubio de Uruguay).

 

En este mismo apartado aparecen los dos equipos rosarinos que, si bien están institucionalmente caídos, siempre tienen un as en la manga. Rosario Central es el mejor armado, trajo a Choy González (ex Gimnasia y Esgrima La Plata, Argentinos Juniors y Morelia), Pablo Álvarez (ex Boca y Estudiantes), Matías Escobar (ex mediocampista de Gimnasia y Esgrima La Plata) y Pablo Lima (ex Vélez). Todo esto -más el aporte de un Andrés Franzoia que jugaría de titular y la llegada en pocas horas de un jugador multiuso como Iván “El Torero” Moreno y Fabianesi- será de mucha ayuda para los de Alfaro en su plan de afianzarse en Primera.

 

Newell´s, por el contrario, se resintió con la partida novelesca de Cristian Fabbiani, pero consiguió a cambio a Andrés Ríos, juvenil proveniente de River Plate. Se le suman también Lucas Bernardi (un hijo pródigo de la institución y jugador de amplia carrera en el fútbol francés) y lo que puede llegar a ser una de las revelaciones del torneo por lo que demostró en pretemporada: Leandro Armani, goleador ex Central Córdoba y Tiro Federal.

 

Tigre, uno de los equipos que luchó mucho para quedarse con el Apertura 2008, mantiene la base del subcampeonato pasado, a la que le suma el aporte de Guillermo Suárez, ese gran delantero surgido de los Torneos Argentinos que estaba actualmente en el Dínamo Zagreb de Croacia.

 

Finalmente queda lo más parejo, la tabla de abajo. En un principio aparece Gimnasia y Esgrima La Plata, que con el último sprint enhebró una serie de resultados positivos el año pasado y que, de no mediar ningún inconveniente, podría estar más arriba de los equipos que merodean en la mitad de tabla. Digo esto porque el equipo no se resintió -los jugadores que abandonaron el club no eran tenidos en cuenta- y los mismos protagonistas afirman que el grupo parece más unido que antes al no tener que adaptarse a los refuerzos que pudiesen llegar (se produjo el retorno de Germán Herrera, pero al poco tiempo fue transferido al Gremio de Porto Alegre).

 

Más atrás quedan Huracán, en donde hay poca fe en el trabajo de Ángel Cappa -algunos sostienen que si en los primeros cinco partidos no hay buenos resultados, las consecuencias pueden ser nefastas-; San Martín de Tucumán, que ha conseguido un par de jugadores de los llamados “medio pelo”, como el “Leche” César La Paglia –viene de Defensor Sporting de Uruguay-, el uruguayo Jorge Anchén -del AIK Sueco-, Matías Urbano -eterno goleador de la B Nacional local- y, para sorpresa de todos, el chileno Cristian Canío, que viene del Everton y que parece una contratación más que potable para los “Cirujas”.

 

Finalmente quedan los dos candidatos que consideramos que pueden descender este año: Godoy Cruz y Gimnasia y Esgrima de Jujuy. En los primeros se concretaron los pases del “Negro” Leiva –Olimpia de Paraguay-, el chileno Sebastián Pinto (Santos) y Roberto “Malingas” Jiménez -ex delantero de San Lorenzo-. Sin embargo, van a necesitar de buenos resultados para quedarse en primera división.

 

Gimnasia de Jujuy, por su parte, consiguió a Ladino (ex Velez, proveniente del Bari Italiano), Cahais (ex Boca Juniors, viene del Groningen holandés) y René Lima (viene de Gimnasia y Esgrima La Plata, en donde casi ni jugó). Pero las expectativas de salvarse son casi ínfimas. La Promoción, en todo caso, sería el premio mayor.

 

Esta es la antesala de cara al comienzo del fútbol en la Argentina. Ahora solo resta esperar que ruede la pelota y que el destino decida la suerte de cada equipo.

 

Anuncios